Vía a la costa Km 15.5, Guayaquil - Ecuador
(+5934) 204 6394
ecuador.sales@adm.com

Capacidad de carga de una granja acuícola

Balanceados Nova S.A. Balnova

Para la granja acuícola en una determinada región, la capacidad de carga significa el máximo número de individuos de una especie determinada que esa área puede sostener, sin degradar los recursos naturales. Esto significa que existen límites en la capacidad de carga del sistema y que la mayor degradación de sus recursos la disminuye. Pues no resulta fácil calcular esta capacidad por los múltiples elementos que intervienen, a más de que es superada por los aportes directos e indirectos que se le hacen durante la producción.

 

Los factores limitantes son cualquier componente, biótico o abiótico, que afecta el crecimiento y la sobrevivencia de los camarones en la granja. El oxígeno y la temperatura intervienen en todos las funciones que tienen lugar en dicho sistema y son los factores limitantes de mayor consideración para el normal crecimiento del crustáceo. El agua de uso en acuicultura es confinada, condición que la vuelve más frágil, comparada con un sistema abierto, que se renueva con mayor facilidad. Dentro de la actividad acuícola se entiende por capacidad de carga a la intensidad de las actividades biológicas productivas que el agua de la piscina puede sostener– con su respectivo fondo – sin sufrir un impacto negativo irreversible.

 

Esta capacidad depende de la disponibilidad natural de los recursos limitantes y del tipo de consumo per cápita que se haga de dicho recurso, entonces hablamos de aplicar tecnologías para operar sistemas de baja, media y alta densidad de camarones por metro cuadrado.

 

Capacidad de carga = Disponibilidad natural del recurso limitante/Consumo per cápita del recurso.

 

Al calcular la disponibilidad del recurso se debe tomar en cuenta: vulnerabilidad del ecosistema (sedimentos, contaminantes, etc.) y grado de error en el diseño y aplicación de la tecnología (ubicación de la toma de agua, orientación de las piscinas, compuertas, etc.). Ambos aspectos pueden ser difíciles de cuantificar en un momento dado, por lo que es necesario recurrir a la precaución ante la duda del efecto que pudiera tener un evento. La precaución debe ser considerada al momento de calcular la disponibilidad de los recursos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.