Vía a la costa Km 15.5, Guayaquil - Ecuador
(+5934) 204 6394
ecuador.sales@adm.com

Rol de los pigmentos en el camarón

Balanceados Nova S.A. Balnova

Se consideraba que los pigmentos eran estructuras que solo daban color a los crustáceos, para efecto de protección a través del mimetismo y que la hemocianina de la hemolinfa participaba en el proceso respiratorio. Ciertamente que todos estos conceptos se dan dentro de la fisiología del camarón, pero con el avance de las investigaciones en especies comerciales y en particular del L. vannamei se ha podido entender más del rol que los pigmentos cumplen en el crecimiento de este crustáceo. Ninguna de estas funciones es subestimada, creyendo que poca relevancia tienen en su fisiología. Hasta ahora se conocen tres tipos de pigmentos a saber, las hemocianinas y hemoglobinas transportadoras de oxígeno; las flavoproteínas y citocromos transportadores de iones de hidrogeno y electrones; los omocromos o células fotoreceptoras de los omatidios; y los cromatóforos o células de la epidermis con pigmentos de distinta coloración y funciones, como los melanóforos, eritróforos, xantóforos, cianóforos y leucóforos.

 

Los cromatóforos son indicadores de múltiples alteraciones fisiológicas del camarón, de la inestabilidad homeostática en respuesta a las bajas concentraciones de oxigeno del agua, a las condiciones inestables en el pH del suelo, a los niveles extremos de la temperatura del agua, a la competencia por el espacio físico y a las amenazas de depredación y canibalismo. Otras funciones de estos pigmentos están relacionadas con el control del DO proveniente de la sobresaturación por oxigeno fotosintético, impidiendo su acción nociva. Los cromatóforos aparecen desde los estados prelarvarios y participan en la síntesis y metabolismo de las vitaminas provenientes del plancton. Pero los pigmentos se manifiestan siempre en todo cuadro patológico, desde la afección por endoparásitos, hasta vibriosis y hongos. Son expresiones consideradas de primera respuesta, que indican grados de irritación o estrés. Algunos síntomas del síndrome de Taura están ligados a cambios de coloración de pigmentos en L. vannamei, como es la expansión de pigmentos rojos en los urópodos. Los ciclos circadianos también juegan un papel en las variaciones de los pigmentos, con un ritmo de oscurecimiento en la noche y de aclaramiento en el día (Fingerman & Lowe, 1970). Estas variaciones responden a conductas naturales de protección y camuflaje. Las hormonas están detrás del movimiento de dispersión y agregación de los pigmentos vía incremento de calcio intracelular en algunos casos (Pigment Cell Res. 2007 Feb; 20 (1):70-7).

 

Rol de los pigmentos en el camarón - Balnova - 2

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.