Vía a la costa Km 15.5, Guayaquil - Ecuador
(+5934) 204 6394
ecuador.sales@adm.com

Fenómeno El Niño y la acuicultura

Balanceados Nova S.A. Balnova

El Niño es un fenómeno cíclico relacionado con el calentamiento del mar frente a nuestras costas. Sabido es que estas alteraciones climáticas causan estragos debido a las intensas lluvias que trae, afectando principalmente la región costera. La corriente de El Niño normalmente comienza a manifestarse en las proximidades de la Navidad y de allí su nombre, pero en este año el fenómeno esta pronosticado que empezará antes de tiempo. El Niño se caracteriza por el aumento de la temperatura superficial y consecuentemente causa mortalidades en las poblaciones platónicas.

 

Las aguas de esta corriente son pobres en nutrientes, por lo que además su presencia hace que la pesca se vea notablemente disminuida. La presencia del fenómeno nos obliga a prestar particular atención en la actividad acuícola, más aun que para este año se pronostica una corriente con temperaturas más altas de lo esperado. En Niños anteriores las intensas lluvias causaron daño en muros, compuertas y caminos de las camaroneras. En el plano nutricional las observaciones más urgentes estarían relacionadas con las poblaciones planctónicas costeras y estuarinas presentes en los meses que dura el fenómeno, empezando para este año desde el mes de noviembre. Sabemos que durante este fenómeno el agua viene muy disminuida en nutrientes, lo que hará reestructurar nuestras formulas y protocolos de fertilización, para elevar y sostener las poblaciones planctónicas dentro de las piscinas de cría, sobre todo en las camaroneras situadas más próximas a las aguas de mar.

 

El otro aspecto de interés está relacionado con el balanceado y el plan de alimentación a emplearse por el tiempo que dure el fenómeno. También será necesario disponer de un alimento formulado acorde a las circunstancias ambientales que se presenten, para ayudar al camarón a superar las presiones que el fenómeno imponga como son, las temperaturas elevadas y las salinidades muy bajas. No esta demás considerar la concentración de oxígeno disuelto del agua, toda vez que habrán variaciones en las poblaciones de microorganismos en el fondo de las piscinas. El incremento de la temperatura del agua la forza a retener el oxígeno en menor grado. La elevación de la temperatura del agua de las piscinas provoca también un aumento en la actividad metabólica del camarón, que lo induce a un mayor consumo de oxígeno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.