ADM
Vía a la costa Km 15.5, Guayaquil - Ecuador
(+5934) 204 6394
ecuador.sales@adm.com

Charla en camaronera Arenafam

Balanceados Nova S.A. Balnova

Título: La sal EDTA-2Na.2H2O y los ácidos orgánicos en el control de bacterias patógenas

Resumen: En el agua los cationes metálicos forman estructuras químicas complejas con los aniones, pero también hay iones sueltos, ligados con el movimiento browniano. El EDTA-2Na.2H2O es una sal acida utilizada para quelar (atrapar) iones metálicos sueltos en el agua y, podría decirse que la quelación de estos iones restan cationes adyacentes a la membrana externa de la bacteria. Muchos de estos cationes, monovalentes y divalentes, son requeridos como nutrimento (trazas) por las bacterias y al no disponer de ellos se dificulta su desarrollo.

 

Ante la creciente prohibición del uso de antibióticos, para el control de bacterias patógenas en acuicultura, los ácidos orgánicos representan una alternativa para controlarlas. Estos ácidos son de origen natural, amigables con el ambiente y no generan resistencia a las bacterias. Ellos han sido usados desde la antigüedad por el hombre, para tratar distintas enfermedades de tipo infecciosa y parasitaria.

 

Tanto el EDTA como los ácidos orgánicos son considerados inocuos para el crustáceo y para el ser humano, pero su forma de uso en acuicultura aún está perfeccionándose en todo el mundo.

 

Se puede decir que el EDTA actúa por fuera de la bacteria, al impedirle que ella use libremente los iones adyacentes. Es una forma de obstruirle la libre captación de estos nutrientes para impedirle su desarrollo; sin embargo, la cantidad de EDTA a usarse deberá ser tal, para que no afecte el desarrollo del camarón, porque él también los necesita para su metabolismo y osmoregulacion.

 

Por otro lado, los ácidos orgánicos también son quelantes de iones metálicos y pueden atrapar los que están adyacentes a la membrana de la bacteria. Este poder quelante les resta efectividad como agente antibacteriano. Esta una razón del por qué se requieren elevadas concentraciones de ácido orgánico para frenar las bacterias patógenas. Los ácidos orgánicos débiles son más efectivos en la acidificación del medio intracelular al penetrar la bacteria y disociarse en su interior, inhibiendo el transporte y la actividad enzimática. Los ácidos orgánicos son poco eficaces como antibacterianos a pH mayores de 5.5 y resultan más eficientes en altas concentraciones y en pH más bajos.

 

 

Lugar:  Balao.

Fecha: 15 de febrero, 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.